16Ver edición anterior

En esta edición del Pulso por la Paz, la FIP analiza las tendencias, narrativas y dinámicas políticas que se han dado en Twitter alrededor de la Jurisdicción Especial para la Paz desde el 19 de diciembre de 2016, cuando el Congreso inició el camino para su creación, hasta su aprobación el 13 de marzo, después de casi tres meses de polémicas y debates sobre lo que será la justicia transicional pactada con las FARC en La Habana.

El debate entre justicia e impunidad sigue polarizando a los tuiteros

La Jurisdicción Especial para la Paz (JEP) ha estado en medio de un debate entre la justicia para las víctimas –que ha defendido tanto el gobierno de Juan Manuel Santos, como las fuerzas políticas que respaldan el Acuerdo de Paz con las FARC– y la impunidad para los guerrilleros responsables de crímenes atroces, en cabeza de los promotores del No en el plebiscito. Este debate no ha logrado zanjarse, al menos en lo que a Twitter se refiere, y la polarización continúa. Durante los tres meses que duró el trámite legislativo de la JEP, gracias al fast-track, los tuiteros colombianos mostraron sus reservas hacia la justicia transicional, al punto que el 61% de los mensajes sobre la JEP fueron negativos.

67%
27%
43%

Desde el 19 de diciembre, cuando el Gobierno radicó el proyecto de Acto Legislativo que creó la JEP, hasta su aprobación final por la plenaria del Senado el lunes 13 de marzo, el tema tuvo su punto máximo de favorabilidad el 4 de enero, con 67% de mensajes positivos. Ese día se conoció que el Congreso tendría sesiones extras para discutir lo que para el Gobierno es el corazón del Acuerdo con la guerrilla. Sin embargo, desde ese momento la favorabilidad de la JEP cayó en picada y alcanzó su punto más bajo el 1 de febrero, con 73% de mensajes negativos, cuando el procurador general Fernando Carrillo y el fiscal general Néstor Humberto Martínez se mostraron inconformes. El primero le pidió al Gobierno ser parte de esta jurisdicción, a lo que Santos se negó, mientras el segundo advirtió sobre un posible conflicto de competencias entre la justicia transicional y la justicia ordinaria en relación con la investigación de delitos como narcotráfico, desaparición forzada y reclutamiento de menores. De ahí en adelante, los mensajes sobre la JEP siguieron siendo, en gran parte, negativos. Solo hasta finales de febrero, cuando la JEP superó el tercer debate y avanzó a la discusión final en la plenaria del Senado, se registró un aumento en los mensajes positivos, alcanzando un 43% de favorabilidad entre los tuiteros colombianos.

Las dificultades que enfrentó la JEP movilizaron Twitter

La aprobación de la JEP por parte del Congreso fue el hecho más importante para los tuiteros en relación con la justicia transicional para las FARC. Ese hecho registró casi 3 mil mensajes entre el 13 y el 14 de marzo. Sin embargo, las dificultades que la Jurisdicción Especial para la Paz tuvo que enfrentar en el legislativo marcaron las interacciones de los tuiteros. Temas como las diversas interpretaciones frente a quiénes pueden acogerse a la JEP, el tratamiento a los militares y policías, la responsabilidad de mando frente a crímenes graves y los pulsos entre las distintas fuerzas políticas para alcanzar el quórum y votos necesarios en el Senado, fueron muy frecuentes entre los colombianos en Twitter, registrando más de mil mensajes cada uno.

En el debate sobre justicia, los opositores del Acuerdo de Paz fueron más influyentes

El Centro Democrático, la principal fuerza política que se opone al Acuerdo de Paz con las FARC, demostró su influencia en Twitter, en lo que al debate sobre la JEP se refiere. Haciendo uso de uno de sus slogans más populares durante la campaña del No en el plebiscito, la impunidad, el expresidente Álvaro Uribe y el senador de ese partido, Honorio Henríquez, lograron posicionarse entre los tuiteros más influyentes. El ranking lo lideró otra férrea opositora al proceso de paz, la directora de Noticias RCN Claudia Gurisatti, con un mensaje que cuestiona la legitimidad de la JEP. Por su parte, la senadora por la Alianza Verde, Claudia López, quien respalda el proceso de paz pero votó en contra del proyecto presentado por el Gobierno (fueron 61 votos a favor y 2 en contra) completa el Top 5 de los tuiteros más poderosos.

Navegue el gráfico y conozca los usuarios que completan el Top 10 de los tuiteros más influyentes.

retuit

7

%
reply

7

%
tuit

6

%

El debate sobre justicia puso a los políticos en la mira de los tuiteros

El trámite legislativo de la JEP puso a los políticos en el centro de las interacciones de los usuarios de Twitter. A través de esta red social los colombianos le hablaron a las figuras más influyentes en el tema de la justicia transicional. El ranking de los tuiteros que más mensajes tipo respuesta recibieron sobre la JEP lo lidera la senadora Claudia López, que en varias oportunidades usó Twitter para denunciar la falta de quórum para votar la ley que dio vía libre a la JEP. Le siguen el presidente Santos y la cuenta oficial del Senado. El expresidente Álvaro Uribe, líder de la bancada del Centro Democrático en el Congreso, ocupó el cuarto lugar, y el exvicepresidente Germán Vargas Lleras, de Cambio Radical, el quinto. Vargas Lleras, que no ha sido una figura relevante en las discusiones sobre la paz, entró al debate sobre la JEP por cuenta del presidente Santos, quien una semana antes de que el vicepresidente dejara su cargo para lanzar su candidatura presidencial, le pidió públicamente que movilizara a los senadores de su partido para que votaran el acto legislativo que creó la JEP.

Los hashtags, el poder de la sociedad civil en Twitter

Los hashtags sirvieron como una herramienta de control y veeduría de los tuiteros a la discusión sobre la JEP en el Congreso. En medio de los debates y polémicas que despierta un tema tan sensible como la justicia transicional, los tuiteros se agruparon frente a las etiquetas #JusticiaParaTodos y #OjoALaPaz, que hacen referencia a la iniciativa de diez organizaciones de jóvenes que crearon una campaña en las redes sociales para hacer seguimiento a los congresistas de cara a la implementación de los Acuerdos. De la misma campaña surgió el hashtag #OperacionTortuga, que denunciaba el ausentismo y las dilaciones de algunos congresistas en las sesiones para debatir la JEP.