La exitosa apelación del artículo 64 que otorga reconocimiento político a los paramilitares bajo la figura de "sedición" lo reintroducirá -si es aprobado en las Comisiones Segunda y Sexta- al proyecto de ley que será votado en sesiones plenarias. Lo que abre nuevamente la discusión sobre la conveniencia del "delito político" en general y de su aplicación a los paramilitares en particular. Un debate que tiene que tener en cuenta tanto la jurisprudencia constitucional en la materia, como su conveniencia para la negociación actual y para futuros procesos de paz.

Descargar