En este especial periodístico, el portal VerdadAbierta.com cuenta distintas historias de conflicto por la tierra en Magdalena donde ha habido agresiones violentas.

Predio a restituir en Chibolo, centro de Magdalena. Foto: Julián Lineros.

El capítulo más dramático de esa historia se dio cuando los paramilitares, liderados por Rodrigo Tovar, alias 'Jorge 40', impusieron un reino de terror en las ricas llanuras de Ariguaní y Chibolo, expulsaron a campesinos poseedores de la tierra e infiltraron al Estado para darle apariencia legal a su despojo.

También están documentadas, con investigación detallada e intentando hablar con todas la partes involucradas para entender las razones de cada cuál, otras agrias disputas --algunas con titulaciones fraudulentas, ocupación indebida de baldíos, amenazas de muerte-- entre hacendados con mucha tierra y campesinos con poca.

La nueva política estatal de restitución de tierras impulsada por el gobierno Santos ha puesto en primer plano estos conflictos, y también ha sacudido a las entidades oficiales para que investiguen debidamente cómo se conformó la propiedad de tierra en disputa y haga justicia.

Por último, este especial periodístico destaca a algunos agricultores valientes que si no han dado la vida, por lo menos dedicaron buena parte de ésta a defender los derechos de los campesinos a la tierra que han trabajado y de la que fueron expulsados. Vea el especial aquí

Estas son las historias:

"Por un gramo de tierra caen muertos".

En Magdalena, donde la tierra siempre la han tenido pocos, la violencia paramilitar, con funcionarios cómplices, empeoró la inequidad. Hoy, apenas 1749 personas se han atrevido a exigir que les devuelvan las fincas que les robaron porque saben que esa osadía puede costarles sangre.

La toma del Incoder.

Para legalizar las tierras que les arrebató con violencia a campesinos en el centro de Magdalena, 'Jorge 40' puso a la oficina local del Incoder a trabajar para él. ¿Cómo lo consiguió?

El policía que luchó a favor de las víctimas.

Para quienes perdieron sus tierras en el centro de Magdalena a manos de los violentos paramilitares, Orlando Yanes es el héroe de la restitución, que hoy avanza paso a paso luego de 15 años de injusticias. Pero él no vivió para verla.

La caída de un señor de las tierras.

Esta es la historia de cómo el hermano de un senador fue pieza clave de la infernal máquina de despojo que puso a andar Rodrigo Tovar, alias 'Jorge 40'.

¿Cómo va la restitución?

En Magdalena ha habido dos casos de restitución de tierras. Por la vía de Justicia y Paz, del Incoder y Ley de Víctimas los procesos están en fase de investigación y de juicio. VerdadAbierta.com presenta una radiografía de cómo van los casos más emblemáticos.

Una dura Conquista

Cerca de 65 familias campesinas se disputan más de 1.300 hectáreas a orillas de la Ciénaga Grande de Santa Marta con el empresario Carlos Lacouture. Los primeros, que han sido hostigados permanentemente, piden que les titulen colectivamente y el segundo insiste en que la tierra es suya. El Incoder está investigando a quién le da la razón.

Cómplices tras El Silencio

Alias 'Codazzi', hoy prófugo, despojó a una familia de su finca. Se la entregó a su esposa, quién se la vendió, junto con otros predios, a una empresa ganadera. Los campesinos pudieron retornar pero aún no les han dado el título. El comprador alega buena fe.

Los trucos de '40' para apropiarse de La Palizúa

Con tratos turbios, desde ventas forzadas hasta titulaciones fraudulentas del antiguo Incora, los campesinos adjudicatarios de fincas en esta vereda de Plato, Magdalena, fueron víctimas de despojo. Ahora el Estado desenreda la madeja para restituirles sus derechos.