Bogotá D.C., 02 de agosto de 2018. El pasado jueves 19 de Julio un grupo diverso de organizaciones y agremiaciones instalamos una mesa de trabajo bajo la convicción de que el derecho a la vida, el ejercicio de las libertades civiles y el pluralismo son valores democráticos fundamentales que debemos defender.

La violencia creciente contra los líderes sociales y servidores públicos, amenazas contra periodistas y medios de comunicación, los impactos diferenciales de estas violencias en el derecho a la participación regional, las mujeres y las personas con orientación sexual diversa nos obligan a no ser indiferentes ante este fenómeno y sumar esfuerzos para impedir que el miedo y la violencia se instalen en Colombia restringiendo la deliberación pública franca y abierta sobre asuntos de interés público.

Los asesinatos, las amenazas y el miedo son enemigos de la democracia y desde esta premisa rechazamos todo tipo de violencia que se ejerza como retaliación a liderazgos públicos o como consecuencia de actividades legítimas como la participación política sin distinción de ideología, la participación ciudadana, la defensa de los derechos humanos y la libertad de prensa. Estas violencias dirigidas a roles relevantes en la vida democrática inhiben el debate público, siembran autocensura y miedo, y afectan el pluralismo que debemos proteger.

En la polarización que caracteriza a Colombia, convocamos a todos los líderes políticos, nacionales y regionales, autoridades y funcionarios a que contribuyan a la prevención de la violencia a partir de discursos que protejan la libertad de expresión y el pluralismo absteniéndose de incurrir en declaraciones estigmatizantes que puedan ser entendidas como incentivo o justificación a la violencia.

Convocamos a la sociedad en general a sumarse a la defensa de la vida, la democracia y el pluralismo valorando la controversia y el disenso como factores que fortalecen la toma de mejores decisiones en democracia. El disenso que fortalece nuestra sociedad y su diversidad solo es posible bajo el consenso sobre los valores fundamentales de la democracia, entre ellos, el derecho a la vida.

Sumaremos esfuerzos para cuantificar y caracterizar rigurosamente esta violencia con el fin de hacer una evaluación sobre las acciones emprendidas por el gobierno saliente y para hacer seguimiento a la evolución de este fenómeno.

Hacemos un llamado al gobierno entrante a compartir las políticas y programas que destinará para frenar esta ola de violencia.

La violencia y el miedo son enemigos de la democracia.

Firman:

Fundación para la Libertad de Prensa (FLIP)

Presidencia del Consejo Gremial – Jorge Botero Misión de Observación Electoral (MOE)

Transparencia por Colombia (TPC)

Comisión Colombiana de Juristas (CCJ)

FUNCICAR

Corporación SISMA Mujer

Dejusticia

Corporación Excelencia por la Justicia (CEJ)

Fundación Ideas para la Paz (FIP)

Instituto de Ciencia Política Hernán Echavarría Olózaga (ICP)

Catalina Botero Marino Guillermo Carvajalino Sánchez

Descargar el comunicado de prensa