Principio de Buena Fe

Significa la creación de un ambiente de confianza que se da por la claridad del proceso, por tener la más completa información posible, y por las actuaciones de transparencia. Para el éxito en su cumplimiento, el involucramiento constante de las partes es fundamental. Importante que siempre sean ajenos a manipulaciones externas o cualquier situación de coerción que garantice el carácter libre del proceso de consulta y/o consentimiento.

¿Cómo pueden aplicarlo las empresas?

  • Realice un diagnóstico previo del grupo que será consultado para entender su cultura, costumbres, necesidades básicas insatisfechas (NBI) e historia. Tómese un tiempo prudente y considere fuentes primarias y secundarias.
  • Identifique y reconozca a las autoridades étnicas que representan a la población objeto de consulta/consentimiento.
  • Evite entregar cualquier tipo de incentivos a las autoridades étnicas, ya que pueden ser malinterpretadas en la búsqueda de un acuerdo o consentimiento.
  • Presente a las autoridades étnicas y a la comunidad al equipo encargado del proceso de consulta/consentimiento desde la organización y la institucionalidad pública. Facilite sus datos de contacto.
  • Diseñe y establezca los espacios de participación necesarios para la recepción de quejas, inquietudes y/o sugerencias para el desarrollo de la consulta previa o el CLPI.

En la implementación de estos elementos, es muy importante tener en cuenta los comportamientos culturales de las comunidades, con el fin de lograr el entendimiento y fortalecer la afinidad.

Conocimiento pleno

Se encuentra relacionado con el derecho a la información. Debe brindarse desde el inicio a todos los participantes y a las comunidades, y ser clara, veraz y oportuna para que se tengan todos los elementos necesarios al momento de tomar decisiones.

¿Cómo pueden aplicarlo las empresas?

  • Diseñe de manera didáctica la presentación del proyecto, obra u actividad que va a realizar. Evite los tecnicismos y preste mucha atención al lenguaje. Un buen conocimiento previo de la comunidad le ayudará.
  • Exponga claramente los riesgos e impactos del proyecto, obra u actividad en la comunidad. No omita información.
  • Tenga en cuenta, de ser necesario, un traductor para transmitir en un idioma adecuado la información que se encuentra suministrando.
  • Tome todo el tiempo que sea necesario para responder las dudas e inquietudes de la comunidad frente al desarrollo del proyecto, obra u actividad.
  • Asegúrese que durante la explicación del proyecto, obra u actividad, se encuentren todos los representantes de las comunidades. Si es posible, haga llegar directamente a la comunidad la información.

Culturalmente adecuada

Implica el respeto de las costumbres y tradiciones de los pueblos. Es necesario que los procesos participativos y la toma de decisiones se encuentren acordes a las prácticas ancestrales de la población que es objeto de la consulta.

¿Cómo pueden aplicarlo las empresas?

  • Realice un diagnóstico previo del grupo que será consultado con el fin de entender su cultura, costumbres, necesidades básicas insatisfechas (NBI) e historia. Tómese un tiempo prudente y en aborde fuentes primarias y secundarias.
  • Capacite a su equipo en las dinámicas culturales de la población étnica y establezca códigos de conducta para fomentar su respeto.
  • Recuerde que la relación debe ser constante y no momentánea. Tenga disponible un equipo que haga presencia con regularidad en la zona para fortalecer los lazos de confianza.

Recuerde que la consulta previa y el CLPI no son una receta única: varía de acuerdo con quién se esté relacionando y, por ende, a su adecuación cultural.

Llegar a un acuerdo o consentimiento

El proceso no puede tener simplemente un carácter informativo, sino que debe brindar la oportunidad para que las comunidades puedan incidir efectivamente en el desarrollo territorial. De acuerdo al Convenio 169 de la OIT (1989), y la Declaración de la ONU sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas (2007), el propósito es llegar a un acuerdo (en el caso de la Consulta Previa) o al consentimiento (caso del CLPI). En la jurisprudencia de la Corte Constitucional se ha señalado que no se puede caer en autoritarismos y arbitrariedades en el desarrollo de proyectos, por lo que las decisiones finales deberían deben tener en consideración lo estipulado por las comunidades y su protección. Ello, bajo la aplicabilidad de lo indicado en el principio de buena fe.

¿Cómo pueden aplicarlo las empresas?

  • Dé siempre claridades sobre el alcance de la Consulta Previa o el proceso de CLPI. Recuerde que se trata de derechos fundamentales, y que su deber es suministrar información suficiente y clara.
  • Permita a la comunidad participar en el diseño de los mecanismos y actividades de prevención, mitigación y/o compensación de afectaciones o impactos negativos. Tenga en cuenta que son personas con visiones de vida diferentes. No tenga prejuicios.
  • Lleve un formato de cronograma que le permita construir de manera conjunta los tiempos de la implementación de los acuerdos.
  • A través de documentos, relatorías, actas, fotografías y otras herramientas que considere, sistematice el proceso de construcción de un acuerdo o consentimiento.
  • Redacte los acuerdos y compromisos alcanzados de manera clara y entendible para la comunidad.
  • Socialícelos a la comunidad teniendo en cuenta sus costumbres y tradiciones, y cerciórese de que estén presentes los miembros de la institucionalidad pública correspondientes.
  • En el caso del CLPI, no presione la obtención del consentimiento: hay que dar todo el tiempo que requiera la comunidad. Recuerde que la expresión del consentimiento puede darse de acuerdo a la cultura y tradiciones de la población indígena o grupo étnico.
  • Defina, junto con la comunidad, la forma en que realizará el monitoreo y seguimiento de los acuerdos.

Carácter previo

La consulta debe hacerse antes de la implementación de una medida o proyecto. El carácter previo tiene el objetivo de que las comunidades puedan incidir en el proceso y toma de decisiones. Resulta complejo que las empresas lo desarrollen, pues, por lo general, el Estado ya ha dado alguna autorización o licencia para realizar la actividad económica. En ese sentido, quien puede lograr el cumplimiento en estricto sentido de este criterio es la institucionalidad pública.

¿Cómo pueden aplicarlo las empresas?

  • Empiece el relacionamiento con las comunidades tan pronto como le sea posible.
  • Busque siempre el acompañamiento de la institucionalidad pública y registre sus esfuerzos.
  • No desarrolle ningún tipo de actividad en terreno mientras se realiza el proceso de consulta previa o CLPI. Esto puede hacer que las comunidades se sientan presionadas al momento de dialogar con la organización empresarial.
  • Desarrolle un calendario que le permita visualizar el tiempo que debe emplear en los procesos de consulta previa y CLPI.
  • Evite generar expectativas innecesarias en las comunidades. Sea claro y conciso en la información durante las fases iniciales del proceso de consulta o consentimiento.