Este artículo se publicó en jornal Crime Science Springer Link en febrero de 2018

La metodología se realizó mediante el empleo de herramientas de análisis cuantitativo y sistemas de información geográfica y su propósito es generar conocimiento e información que permitan el diseño de políticas públicas y actividades de prevención, control y seguimiento a una problemática compleja.

Lo innovador de esta metodología es la incorporación de la variable “geográfica” en el análisis, que le da importancia al lugar donde suceden los eventos e identifica los comportamientos particulares del mercado para sustancias como cocaína, marihuana y bazuco. La Fundación empleó nuevas herramientas para la recolección, procesamiento y análisis de la información asociada a esta problemática, tales como cartografía social, interpolación espacial, Risk Terrain Modeling (RTM), análisis de capas vectoriales y raster.

Estimación del tamaño del mercado:

La estimación del tamaño se realiza con el concepto según el cual el mercado es igual a la cantidad por el precio de cada una de las sustancias analizadas; en últimas, el mercado total es la suma de estos mercados particulares.

a. Estimación del precio de venta por sustancia: La determinación del precio de venta (en el expendio) se realizó por medio un trabajo conjunto con la Escuela de Postgrados de la Policía Nacional, donde su Director, Coronel Luis Ernesto García, y el Capitán Giovanni Álvarez, orientados por el Investigador Rodolfo Escobedo, respaldaron los ejercicios de cartografía social con 108 comandantes de CAI de Bogotá y lograron una cobertura del 97% de la ciudad. Con esta información, se construyeron los mapas de precio de cada sustancia mediante un proceso de interpolación (ver mapa 1).

b. Estimación de la cantidad vendida por sustancia: Estimar la cantidad de estupefacientes que se comercializan en Bogotá es mucho más complejo. Existen dos alternativas para su cuantificación: las estimaciones a partir de encuestas de consumo, y las que tienen como base las incautaciones de sustancias por parte de la Policía. Aunque ambas tienen ventajas y desventajas, para esta metodología decidimos usar las incautaciones de sustancias porque nos permiten identificar su comportamiento en el espacio (ver mapa 2). Con el fin de mitigar los problemas de esta información, se realizaron dos procesos:

a. Estimación de la incautación típica de vigilancia: Teniendo en cuenta que por Bogotá cruza droga con destinos nacionales e internacionales, fue necesario depurar la información identificando las incautaciones que realizan las patrullas de vigilancias en su cotidianidad (aproximación del mercado interno).

b. Diferenciación de incautación realizada al expendedor y al consumidor: Fue necesario diferenciar la incautación típica de vigilancia que se les realizó al consumidor y al expendedor. Para eso se estimó el riesgo de existencia de un expendio de estupefacientes con la herramienta RTMdx, desarrollada por Rutgers Center on Public Security (RCPS).

c. Estimación del tamaño del mercado: Por medio de operaciones entre capas raster, se multiplican los mapas de cantidad y precio para obtener el valor del mercado de estas tres sustancias (ver mapa 3).

Aunque es importante saber el valor del mercado (alrededor de 15 millones de dólares en 11 meses), para el diseño de política pública también lo es conocer en dónde se concentra. De esta manera se logran optimizar mejor los recursos destinados a las intervenciones y se analiza su relación con otras problemáticas delictivas y sociales.