La línea de trabajo de gestión responsable y debida diligencia en DDHH hace alusión a los mecanismos que deben tener las empresas para asegurar que sus actividades no generen impactos negativos en los derechos de sus grupos de interés y, en el caso de que esto ocurra, que existan canales oportunos de respuesta y reparación. Para asegurar que su gestión sea respetuosa de los DDHH, las empresas deben, como mínimo, cumplir con la debida diligencia en esta materia conforme a lo expresado en el marco “Proteger, Respetar y Remediar” de Naciones Unidas. En este sentido, la gestión responsable y la debida diligencia son elementos necesarios del aporte empresarial a la generación de entornos con mejores condiciones para alcanzar una paz sostenible.