Navegar el especial

Durante el primer año de la implementación del Acuerdo de Paz, las más duras discusiones políticas y normativas se concentraron en el modelo de justicia transicional que se pactó en La Habana, específicamente en la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP). Los empresarios pusieron su cuota en el debate, con gran activismo, pero dejaron de lado otro mecanismo fundamental en el Sistema: la Comisión para el Esclarecimiento de la Verdad, la Convivencia y la No Repetición. Si bien no se trata de un mecanismo judicial, esto no significa que sea menos importante que la JEP. La Comisión esclarecerá lo que pasó durante el conflicto. En otras palabras, elaborará el relato con el que las próximas generaciones recordarán las causas, el impacto humanitario y a los responsables de la violencia.

Este análisis refleja la ausencia de la voz empresarial e invita al sector privado a preguntarse: ¿Cómo quiere que sea recordada su participación en el conflicto?