12 consejos prácticos para contribuir al cambio:

1. Conocer el territorio y los actores que lo conforman a través de un diagnóstico regional. Establecer sus intereses, asuntos en los que entran en conflicto con otros sectores y sus características.

2. Adoptar instrumentos de acción sin daño para todas las acciones que se vayan a llevar a cabo para promover la reconciliación.

3. Contemplar la posibilidad de involucrar a un tercero independiente en los siguientes escenarios: cuando se requiera de conocimiento técnico y especializado que no tengan las empresas, o cuando se presenten tensiones entre las empresas y sus grupos de interés.

4. Realizar un proceso de sensibilización con los actores que van a hacer parte de las iniciativas, en el que se presenten las diferentes nociones que existen sobre el tema de reconciliación y las líneas de trabajo en las que pueden participar las empresas frente a la construcción de paz.

5. Generar espacios de encuentro entre diferentes actores, para el reconocimiento y comprensión entre los mismos, estableciendo puntos de encuentro e interés mutuo.

6. Lograr escenarios de interacción y diálogo, que faciliten la desmitificación de imaginarios, estereotipos y barreras, y que generen confianza, empatía y la definición de intereses comunes y problemáticas que se podría trabajar conjuntamente.

7. A partir de la identificación de intereses comunes, definir un proyecto específico que pueda aportar a consolidar las relaciones y a crear nuevas narrativas. Esto permitirá generar procesos de acercamiento y diálogo con los grupos de interés, así como evitar que la iniciativa genere expectativas que no corresponden con el objetivo planteado.

8. Contar con un equipo o especialista de contingencia para manejo de crisis emocionales en procesos de reconciliación.

9. Realizar un monitoreo permanente sobre posibles impactos en los participantes, teniendo en cuenta que muchas iniciativas pueden revivir episodios de violencia y sufrimiento. De ser posible, este proceso debe estar acompañado de otras áreas como Talento Humano, para que se concentren en la dimensión psicosocial del proyecto.

10. Durante y al final de la iniciativa las empresas deben realizar una evaluación que permita identificar oportunidades de mejora y lecciones aprendidas. Estos hallazgos deben ser incorporados en la gestión del proyecto y en la gestión de la empresa como parte de un proceso de mejoramiento. Una vez culminada la iniciativa, los hallazgos también deben ser integrados en futuros proyectos que se desarrollen como aporte a la construcción de paz.

11. Las metodologías y herramientas deben adaptarse a las particularidades de las empresas y sus entornos de operación. Por ejemplo, el lenguaje debe ser claro y sencillo para que las personas que no necesariamente conocen el tema puedan trabajarlo desde su experiencia. Adicionalmente, deben ser lo suficientemente flexibles para responder a las necesidades que se vayan presentando durante el desarrollo de la iniciativa.

12. Hacer una revisión de procesos similares en el ámbito internacional y nacional para identificar lecciones aprendidas e integrarlas a sus propios procesos.

Ejemplos:

Basadas en principios de acción sin daño y respeto al buen nombre, las empresas pueden realizar ejercicios internos y con sus grupos de interés para la reconciliación, reconstrucción de la memoria para aportar a la verdad, la dignificación de las víctimas y de la sociedad. Entre los ejercicios que se pueden realizar están:

  • Procesos de sensibilización sobre el conflicto armado y la afectación del territorio
  • Ejercicios de construcción y reconstrucción de la memoria para la reconciliación
  • Actos simbólicos de dignificación de las víctimas y del territorio
  • Creación de monumentos
  • Creación de museos
  • Edición de textos académicos y de relatos de la memoria histórica
  • Espacios de diálogo entre diferentes actores
  • Apoyo psicosocial a empleados, colaboradores y grupos de interés afectados por el conflicto
  • Ejercicios de expresión artística y cultural para la generación de empatía y la memoria
  • Desarrollo de competencias ciudadanas para la reconciliación y el perdón