Conozca el documento Museo de Relatos de Memoria. Una iniciativa de Ecopetrol para la construcción de paz

Con el propósito de reconstruir las experiencias y percepciones que sobre el conflicto armado tienen los trabajadores de Ecopetrol, sus contratistas y aquellos que viven en su entorno de operación, la empresa acaba de inaugurar el Museo de Relatos de Memoria, una iniciativa sobre memoria y reconciliación que hace parte del trabajo que desde 2009 viene realizando la empresa en temas de derechos humanos y construcción de paz.

Esta iniciativa, documentada por el área de Sector Empresarial y Construcción de Paz de la Fundación Ideas para la Paz (FIP), contó con el acompañamiento del equipo de trabajo de Museos Escolares de la Memoria (MEMO), una iniciativa similar. En este caso, se buscó motivar la reflexión sobre las distintas formas en que la violencia ha afectado a los trabajadores de Ecopetrol, así como los aprendizajes que se han derivado de estas experiencias.

El objetivo central era que los participantes elaboraran un relato basado en la historia de vida de alguna persona que hubiese sido afectada por un hecho relacionado con el conflicto armado. Si el participante quería, el relato podía estar basado en su propia historia. También debían aportar un objeto representativo que acompañara el relato, con el propósito de que ambos fueran exhibidos en el museo virtual e itinerante. (Visite el museo digital AQUÍ)

“El museo permite la transformación de percepciones y reconfigura los imaginarios que existen sobre otros actores. Este tipo de ejercicios puede generar procesos de empatía y propiciar la reconciliación”, dicen los investigadores de la FIP que documentaron el proceso.

En total se elaboraron 20 relatos que dan cuenta de diversas experiencias con relación al conflicto, en diferentes regiones de Colombia. Para su elaboración se definieron cuatro principios de trabajo: 1) Respeto a las víctimas, a sus experiencias, integridad, honra y buen nombre, 2) Respeto por el derecho al buen nombre de todos los involucrados en el relato, 3) Acción sin daño y 4) Perspectiva de construcción de paz integral (urbana y territorial).

La FIP reconoce la importancia de visibilizar los esfuerzos del sector empresarial en la construcción de paz y en el siguiente documento presenta las lecciones aprendidas que se derivaron de este proceso, así como una serie de recomendaciones con el ánimo de aportar insumos para que otras empresas se vinculen a este tipo de iniciativas.

“Un ejercicio como estos, toca al ser humano, te pone en los zapatos del otro. Te aplica a tu cotidianidad y [permite] entender las realidades de los demás. Este es uno de los mayores aportes que el ejercicio le puede dar a las empresas”, dijo uno de los participantes que entrevistó la FIP.

Ver la galería de fotos