En el marco del foro Seguridad y postconflicto en Colombia, organizado por la Universidad de los Andes y el Kimberly Green Latin American and Caribbean Center de la Universidad Internacional de la Florida, la directora de la Fundación Ideas para la Paz, María Victoria Llorente, advirtió sobre la necesidad de replantear las estrategias de seguridad en los territorios más golpeados por el conflicto armado, de cara al fin del conflicto armado con las FARC. “El foco esencial es el ciudadano y sus derechos. Eso implica cambios en el enfoque de la política crimina”, aseguró.

Llorente se refirió a la ausencia de un sistema de justicia que opere en zonas rurales y a los desafíos que enfrenta la policía para establecer normas de seguridad y convivencia en estos territorios. “A largo plazo es necesario hacer cambios en la inteligencia criminal, la justicia y el enfoque de seguridad, para que se puedan relacionar con la institucionalidad y así integrar estos territorios a la Nación”, dijo.

Hay que cerrar la brecha entre los modelos de seguridad y justicia en las ciudades y lo que sucede en las áreas rurales

Sobre las tareas urgentes, la directora de la FIP insistió en desarrollar una "estructura de justicia formal" para que las necesidades de seguridad de los colombianos en la ruralidad sean atendidas con eficacia. También señaló que el Gobierno Nacional debe dar una discusión sobre el modelo de descentralización, ya que las capacidades de las autoridades locales son muy limitadas para poder desarrollar planes que mitiguen la inseguridad y promuevan la convivencia.

En el mismo sentido, Adam Isacson, Coordinador del Programa de Políticas de Seguridad Regional de la Oficina de Washington para Asuntos Latinoamericanos (WOLA), sostuvo que “Colombia debe llevar a los operadores de justicia a todas las zonas del país para poder combatir el crimen organizado y terminar con la relación Estado-criminalidad”.

La paz y su legitimidad son transversales a la corrupción y la transparencia

Otro de los temas centrales del Foro fue la legitimidad de las instituciones judiciales y de la fuerza pública. Los panelistas coincidieron en que combatir la corrupción y reforzar la transparencia son fundamentales para que no se sigan lesionando las instituciones y para que el Estado pueda actuar en las zonas donde se ha concentrado el conflicto armado y donde se libran las luchas de poder del crimen organizado.

En el Foro, realizado el pasado 14 de septiembre en Bogotá, también participaron Angelika Rettberg, Directora de la maestría en Construcción de Paz de la Universidad de los Andes, y Eduardo Gamarra, profesor de la Universidad Internacional de la Florida.