Descargue los atlas de Bogotá, Medellín, Pasto, Cali y Barranquilla

Con el objetivo de proponer unos lineamientos de política pública para enfrentar el problema del microtráfico y la comercialización de sustancias psicoactivas en las ciudades de Colombia, la Fundación Ideas para la Paz (FIP) y el Ministerio de Justicia acaban de publicar cinco atlas que muestran dónde y por qué se concentra este mercado ilegal en determinadas zonas de Bogotá, Medellín, Pasto, Cali y Barranquilla.

“La venta de sustancias psicoactivas ilegales se distribuye de un modo particular en cada ciudad y por cada tipo de sustancia. La persistencia del microtráfico y comercialización en ciertas áreas urbanas se explica porque hay condiciones favorables en el entorno que facilitan las transacciones ilegales”, explican los investigadores.

Los atlas contienen mapas que reflejan la ubicación de este mercado a través de la distribución espacial de las incautaciones de marihuana, cocaína y basuco en los periodos 2014 y 2015; señalan los colegios que requieren especial atención ya que están ubicados en diferentes zonas de concentración del microtráfico, e identifican las variables del entorno que inciden en la concentración de este negocio ilegal y la comercialización en algunas zonas específicas de las cinco ciudades.

Estas variables tienen que ver con delitos como homicidio, lesiones personales, hurto a motos, vehículos, comercios y a personas. De igual forma con establecimientos que hay en estas zonas como cajeros automáticos, bancos, bares, paraderos de bus, casinos, colegios, estaciones de transporte masivo, hospitales, parques, restaurantes y universidades.

La FIP y el Ministerio de Justicia buscan que con esta información las autoridades comprendan la dinámica particular de este negocio ilegal en las ciudades estudiadas, para que puedan diseñar intervenciones estratégicas basadas en la priorización y focalización de recursos en aquellas zonas con alta concentración de microtráfico y comercialización.

“Los mapas son una herramienta para fortalecer el análisis técnico en torno a la responsabilidad que tiene cada entidad del Estado en el nivel distrital-municipal para el mejoramiento de las condiciones de los entornos en que se ha consolidado el microtráfico y la comercialización”, dice el informe.

Lea también: Guía metodológica y lineamientos de política pública