Las siguientes propuestas surgen de los estudios realizados por la FIP, la Cámara de Comercio de Bogotá (CCB), el Centro de Estudios en Seguridad y Drogas de la Universidad de los Andes, CESED, y FESCOL, organizaciones que coinciden en que el rol del alcalde en materia de seguridad va mucho más allá de mantener buenas relaciones con la policía.

“Su liderazgo [del alcalde] debe ser capaz de comprender qué hay detrás de los problemas de seguridad y convivencia. Debe movilizar a las instituciones nacionales y distritales, y a la sociedad civil, para que se emprendan las transformaciones que se requieren en gestión pública y en cultura ciudadana”, dice unos de los apartes del documento que fue lanzado este 10 de junio en el marco del programa Si yo fuera Alcalde, donde se debatió sobre seguridad con los precandidatos a Alcaldía de Bogotá.

Durante la presentación del Decálogo, donde también se lanzaron 10 cuadernos de seguridad ciudadana, Jairo García, director de Seguridad Ciudadana la CCB, insistió a los aspirantes en el enfoque de participación ciudadana para el planteamiento y coordinación de las políticas, además del liderazgo que debe tener el próximo alcalde para el éxito de la seguridad.

Las FIP, CCB, Fescol y la UniAndes continuarán apoyando la construcción de políticas de seguridad ciudadana en la Capital/ Foto: CCB

Así mismo, entre los diez puntos se recomienda crear el Plan Integral de Convivencia y Seguridad Ciudadana (PICSC), el cual debe ser elaborado en el primer año de gobierno, con una visión criminológica que de coherencia a las acciones que se ejecuten. “El diseño del PICSC requiere un trabajo concertado con la Policía Metropolitana, todas las dependencias del distrito que tengan competencia en la materia y, de ser posible, las organizaciones de la sociedad civil. Esto facilitará la articulación y coordinación en la fase de implementación”.

Patricia Bulla, coordinadora del Área de Seguridad y Política Criminal de la FIP, también señaló que, entre otros temas de seguridad, se debe tener en cuenta el trabajo en el espacio público, el transporte masivo, los homicidios, la línea de atención 123, entre otros.

Los puntos propuestos por el Decálogo son:

1. El rol del alcalde define el horizonte de la seguridad

2. Transparencia en la administración de los recursos

3. Las políticas bien diseñadas se pueden evaluar

4. El acceso a la justicia y la atención al ciudadano

5. En 50 barrios se concentra el 30% de los homicidios: Intervenga distinto en lugares distintos

6. Implementar bien el Modelo de Vigilancia Comunitaria por Cuadrantes tiene efectos positivos en la reducción de delitos

7. La percepción ciudadana es un indicador prioritario

8. El 123 es el mecanismo más eficiente para conocer y atender las urgencias de los ciudadanos.

9. TransMilenio es el sistema “nervioso” de la ciudad.

10. Bogotá es fundamental en la construcción de paz.

Descargue el Decálogo completo AQUÍ

¿Qué es Si yo fuera alcalde?

Es un programa que tienen como objetivo promover la participación ciudadana en el proceso de elección del Alcalde Mayor de la capital y, por primera vez, del Gobernador de Cundinamarca, impulsado por la FIP, la CCB, el CESED y FESCOL.

“Si yo fuera Alcalde” plantea que, desde la participación, los planes de gobierno de la Alcaldía y la Gobernación, en el período 2016 – 2019, logren mejorar la calidad de vida, promoviendo el desarrollo productivo y generando más y mejores oportunidades para todos sus habitantes.

El Programa ya va en su séptima edición, con la participaron de los candidatos Ricardo Arias, Clara López, María Mercedes Maldonado, Rafael Pardo, Enrique Peñalosa, Daniel Raisbeck, Carlos Vicente de Roux, Francisco Santos y Alex Vernot.

Para Patricia Bulla, los representantes coinciden en cuatro puntos comunes para sus políticas de seguridad: la estrategia, la organización y el enfoque, además de la prevención; sin embargo, como señala Bulla, los aspirantes deberían incorporar la implementación del Modelo Nacional de Vigilancia Comunitaria por Cuadrantes (MNVCC) que ha tenido éxito en otras ciudades, pero que necesita más apoyo y atención distrital. (Lea también: Puntos críticos de inseguridad: Un tratamiento diferente a los problemas persistentes )

El debate continuará en otras ediciones, al igual que el análisis y sugerencias de las cuatro instituciones para resolver los problemas de seguridad en la Capital.

10 Cuadernos de Seguridad Ciudadana

Esta serie de "Cuadernos de Seguridad Ciudadana" buscan ser un aporte para el desarrollo de la política pública. Se abordan desde una perspectiva de análisis, evaluación y caracterización de aspectos estratégicos con el fin de contribuir a la reducción de los niveles de violencia y delincuencia, y al mejoramiento de la percepción ciudadana.

1. Número Único de Seguridad y Emergencia-NUSE 123. Ver cuaderno

2. Implementación y resultados del MNVCC y su impacto en la seguridad de Bogotá (2010-2014). Ver cuaderno.

3. Diagnóstico de la extorsión en Bogotá. Ver cuaderno.

4. Evaluación de la restricción al porte de armas de fuego en Bogotá (2008-2014). Ver cuaderno.

5. Atlas delictivo de Bogotá (2008-2014). Ver cuaderno.

6. Una mirada crítica a las explicaciones clásicas del homicidio en Bogotá. Ver cuaderno.

7. ¿Qué determina las percepciones de inseguridad de los ciudadanos? Ver cuaderno.

8. Victimización en el transporte de Bogotá. Ver cuaderno.

9. Balance de la seguridad en Cundinamarca 2014. Ver cuaderno.

10. Balance de la seguridad en Bogotá 2014. Ver cuaderno.