Background Image

Los Consejos de Paz en el papel

La Ley que los creó

La Ley 434 de 1998, por la cual se crean los Consejos de Paz, surgió a final del Gobierno de Ernesto Samper (1994-1998), en un contexto de recrudecimiento del conflicto armado, pero también de triunfos de la sociedad civil en torno a la paz.

Mientras, por un lado, Colombia era azotada por el flagelo del secuestro, las tomas guerrilleras y las masacres paramilitares, por el otro se fortalecía el movimiento ciudadano por la paz. Ejemplo de ello fueron el Mandato de los niños por la paz y sus derechos (1996) y el Mandato Ciudadano por la paz, la vida y la libertad (1997), que consiguió que casi 10 millones de personas se pronunciaran sobre la necesidad de una resolución pacífica al conflicto armado.

La paz es un derecho y un deber de obligatorio cumplimiento. Artículo 22 de la Constitución de 1991.

La Ley 434 es considerada por algunos como “una conquista de la sociedad” porque en principio no fue una iniciativa parlamentaria o presidencial sino de amplios sectores de la sociedad civil que se organizaron para hacer efectivo el artículo 22 de la Constitución de 1991: “La paz es un derecho y un deber de obligatorio cumplimiento”. En su redacción trabajaron el Ministerio de Defensa, la Oficina del Alto Comisionado para la Paz, las Comisiones de Paz del Senado y la Cámara, la Central Unitaria de Trabajadores, y la Red de Iniciativas para la Paz (Redepaz), entre otros.

La Ley 434 creó el Consejo Nacional de Paz como órgano asesor y consultivo del Gobierno Nacional, con amplio concurso de sectores organizados de la sociedad, y habilitó la creación de Consejos Departamentales y Municipales de Paz a través de iniciativa de Alcaldes y Gobernadores, con aprobación de sus Concejales y Diputados.

¿Qué hacen?

Como asesor y consultor del Gobierno Nacional:

  • Asesorar de manera permanente en temas relacionados con la consecución de la paz.
  • Elaborar propuestas sobre soluciones negociadas al conflicto armado interno, disminución de intensidad o el cese de las hostilidades, Derechos Humanos, DIH, reincorporación de guerrillas a la vida civil , reconciliación, consolidación de la democracia, y la creación de condiciones que garanticen un orden político, económico y social justo.
  • Proponer mecanismos de participación de la sociedad civil en los procesos de paz con guerrillas.
  • Promover, difundir y establecer estrategias para que se respeten los derechos humanos y el Derecho Internacional Humanitario.
  • Presentar sugerencias ante las autoridades competentes (que deben evaluarlas obligatoriamente), en materia de organización territorial y competencia municipal de servicios públicos en plena concordancia con las políticas, planes y estrategias de paz concebidas.
  • Motivar a la ciudadanía para presentar iniciativas en materia de paz, transmitir al Gobierno Nacional las propuestas de paz de la sociedad civil y promover en todo el país la cultura y educación de paz.
  • Asesorar al Gobierno Nacional en el diseño de las modalidades de acción y participación internacional, a partir de la colaboración de gobiernos extranjeros y entidades y organismos internacionales.
  • Proponer mecanismos de incentivos para propiciar inversión del sector privado en programas, políticas y planes de paz en las zonas de conflicto.

Como facilitador de la colaboración armónica de las entidades y órganos del Estado:

  • Diseñar anteproyectos de políticas, estrategias, planes, programas y proyectos orientados a garantizar una paz integral.
  • Sugerir a las distintas entidades y organismos de la administración central y descentralizada, modificaciones en sus planes, programas y proyectos, para asegurar la ejecución de las políticas y estrategias de paz.
  • Promover la creación de los Consejos Departamentales y Municipales de Paz, y coordinar sus actividades.
  • Evaluar las actuales políticas y programas de reinserción y proponer las modificaciones para atender un proceso de reconciliación nacional.
  • Solicitar a la autoridad competente su intervención o investigación, para hacer efectiva la aplicación y respeto de los Derechos Humanos y el DIH.
  • Elaborar el mapa del conflicto del país e identificar un orden de prioridades para la implementación de la política social y las inversiones para posibilitar la paz y el desarrollo en esas regiones.
  • Presentar un informe anual público al Congreso Nacional sobre el proceso de paz.
  • Dictarse su propio reglamento.
*Las funciones y composición de los Consejos Departamentales y Municipales son análogas a las del Consejo Nacional de Paz, salvo en lo referente a las ejercidas en desarrollo de delegación presidencial.

 

Estructura

 

Puede pasar el mouse para ver en detalle cada uno de los cuadros.